Jesucristo nos hizo participes de la naturaleza divina, ahóra somos coherederos con Cristo, somos la luz el mundo y la sal de la tierra; y el más pequeño entre nosotro, es mas grande que Juan el bautista.
Dios@siempre.tv